Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2011

El Portal de Belén de mamá. Versión subtitulada.

Imagen
Cada año dice que es el último que lo monta. Es tanto el trabajo y tanta la imaginación necesaria, que me hace pensar que, de haber tenido la oportunidad de estudiar, mi madre habría sido una arquitecto de prestigio. Me río yo de los edificios de cristalito tan de moda últimamente, ante la magnitud y creatividad del Portal de mi madre.

Vale, no soy imparcial ni ecuánime, seguro que hay por ahí belenes detallistas, minuciosos y miniaturistas que son dignos de premios y menciones, pero éste Portal tiene tantas historias en su haber, que supera en vivencias a todos los perfectos pueblitos que se montan en Navidad.

Este Portal ha visto crecer a mis hijas, ha sufrido daños irreparables de sus manitas y de la manitas de mis sobrinos, ha ido creciendo como ellos con figuras dispares que todos hemos pintado, agregado o simplemente colocado allí porque sí, porque nos gustaba el color o podíamos imaginar tranquilamente que ése personaje, cosa o animal, podría haber estado allí en aquel momento…