El Rey Momo, el dios del Carnaval.


El dios Momo era un personaje de la mitología griega, un dios menos, burlón y de carácter irónico que se divertía burlándose de los demás dioses, tan serios y guerreros ellos, llenos de amoríos e hijos naturales y mitológicos.



Era el dios Momo como un bufón, un cachondo mental que le diríamos en estos tiempos, de esos que cuando empiezan con la guasa tonta, le entran a uno ganas de tirarle lo primero que pilla a la cabeza. Su diversión máxima era carcajearse de los demás, buscarle los defectos más o menos visibles y soltar la gracia del día a costa de los complejos de los demás, a ser posible, con público presente, que da más coraje.




Aunque parezca un defecto muy humano, era un defecto divinísimo, de las divinidades griegas claro, que en sus tiempos eran divinos de la muerte. O eso creían ellos hasta toparse con él, porque el tal Momo se burlaba de Hefesto por no haber creado en el hombre algún artilugio mediante el cual pudiera saberse si era o no sincero y eso, hay que reconocerlo,  hubiera sido muy útil en los juicios, aunque también es verdad que hubiera acabado más de un matrimonio.
De Afrodita decía, según Luciano de Samosata, que era una charlatana que usaba sandalias poco glamurosas para su tiempo.



Eran ganas de fastidiar las de Momo, sabiendo cómo se las gastaba la diosa. El caso es que llegó lo que tenía que llegar, su expulsión del Olimpo sin contarse las veinte y sin pasar por la casilla de salida.

A partir de ese momento, el dios menor burlón y tocapelotas se buscó el empleo de inspirador de escritores a su forma y manera, es decir, para creaciones irónicas y críticas malsanas de esas que dan mucho dinero.


Y de ahí pasó a ser el alma de las fiestas del carnaval, cuando en las diferentes épocas y culturas se aprovechaban estas fiestas para gastar bromas pesadas y hacer burla, crítica o sátira de los diferentes personajes públicos o privados.
En algunos países se le condecoró como el rey del carnaval y el Rey Momo pasó a ser uno de los personajes más importantes, el dueño de las llaves de la diversión, la alegría y la fiesta. En numerosos sitios se elige como representación del Rey Momo a un personaje popular y conocido que reinará durante todo el carnaval y acompañará en protagonismo a la reina o diosa de la belleza.


Suelen ser emulados con máscara, corona y bastón, pero si quieres saber más detalles te enlazo con un artículo un poco más serio y completo.

Comentarios

  1. Muy interezante Chabela , yo no conocìa nada al respecto . gracias

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Qué significa el color que elijo para mi casa.

PERSIGUIENDO HORMIGAS: OTRO INVIERNO LLUVIOSO.

Las 50 sombras de Grey. Crónica de un éxito.