Entradas

Mostrando entradas de 2016

YA NUNCA MÁS

Imagen
Cuando sea mayor no voy a venir a verte. Te quedarás aquí, esperando por mí, sin que ese timbre suene ni una sola vez en toda la semana, en todos los meses, en todos los años.

Cuando sea mayor se te va a tener que olvidar que existo, porque ni el eco que mi voz lo va a
recordar tus oídos, ni te acordarás del color de mis ojos a fuerza de no verlos y dudarás de mi olor y del sonido de mis palabras, por el tiempo transcurrido.

Cuando sea mayor no esperes que me quede aquí contigo, volaré como el gorrión que se posa en los rosales de la vecina y huye en cuanto escucha el primer grito.



 Saldré de tu vida como la luz del día, silenciosa y despacito, dando paso a la noche más oscura, tenebrosa, agria y despiadada, que arrastra largas horas de incertidumbre y espera, precediendo al terror con que velas mis sueños.
Me marcharé una mañana, cuando él se haya ido, cuando el silencio nos cubra y ya no escuche tu llanto. No perderé un minuto en salir de aquí, no llevaré mi ropa ni mis libros, ni siquiera l…

DONDE TE LLEVEN LOS SUEÑOS

Imagen
Es posible que lo que dejamos detrás fuera un sueño del que un día nos hicieron despertar, aunque si nos preguntas, te hablaremos de pesadillas, de ocaso de una vida que apenas empezamos a vivir. No somos proscritos, no somos maleantes, no somos más que gente normal que huye y cree con fe que en el mundo hay sitio para todas las personas. Nos preguntamos cada día qué hicimos mal, qué nos empuja a seguir sin saber qué hay más allá y por toda respuesta, su sonrisa en esa foto nos anima a seguir, a continuar caminando, a empeñarnos en vivir porque se lo debemos, porque ella lo soñó y nosotros somos su sueño. Como cuando aquella vez nos dijo al llevarnos al colegio que aquel era el último día que íbamos a clase, que nos despidiéramos de los amigos y les dijéramos que los llevaríamos en el corazón. Era martes, lo recuerdo porque teníamos educación física y mi camiseta de baloncesto estaba aún mojada, tendida entre dos sillas del salón. Hacía tiempo que la ropa no se tendía en la azotea, por …

Cuando el pensamiento viene a confirmar la idea

Imagen
Caminar hasta donde tus pasos te lleven, sin exceso de equipaje, dejando atrás lo que no está al lado ni delante, avanzando. No forzar, no obligarse, no añorar. Lo mejor siempre está esperando por ti. Lo que no está es que nunca estuvo.





Déjeme zafarme de lo que nada me aporte, que nada merece lo que nada me afecte. No me turbe lo que no me pertenece, no me moleste ni de mi confort me prive. Déjeme donde estoy que el miedo es libre.



Hay una clara diferencia entre estar con y estar para. En los dos sentidos estuve, pero visto lo visto, mantenerse a prudencial distancia va a ser la mejor opción. Todo puede reiniciarse menos el recuerdo.




Mi pelo llevaba, creo yo, más risas que tristezas. Más fe que ilusión, porque siempre fue más sólida y menos engañosa. Una lucha constante y unas ganas tremendas de hacer las cosas bien. El espíritu crítico que me ayuda a distinguir el bien del mal y unas dos mil contestaciones dispuestas a constatarlo. Debía tener impreso algún recuerdo y algún inevitable y…